18.10.2020 a un año de la revolución en Chile

Hoy,
18.10.2020
es cuando uno se siente más extranjero
que otros días.
Hace un año
el país del cual yo vengo
de mi familia
de mis amigos
de mis palabras y recuerdos,
explotó como un volcán
se sintió un terremoto
cayó el agua acumulada en la cordillera
y se escuchó un grito
un grito desesperado por un mundo mejor.
Y quienes estamos al otro lado del mundo
lo escuchamos
y lo miramos con mucha atención
tanta
que lo sentimos
y raros nos veíamos caminando
por una ciudad tranquila
sin gritos, sin desesperación.
Silenciosa,
como un pasado que no quiere mostrarse.

Por dentro ardía la llama
quizás no de todos,
pero de los que dejamos Chile
por amor
por hijos
o incluso por la ignorancia
de no saber lo que teníamos,
pero no por privilegios,
nos cambió el ánimo
la mirada
el sentir
un sentimiento inexplicable
invadió el día y la noche
y te preguntaban
en el bar
en la calle
qué paso?
y no se podía responder con calma
con serenidad
con claridad
esa claridad que necesitas
para expresar tu inmensa emoción
pero en otro idioma,
en un idioma que ve distinto al mundo
un idioma
que aún no reconoce tu impulso
porque así no se dice
y todo es demasiado amplio
pero el sentimiento es concreto
y no se puede verbalizar
y este idioma ama verbalizar
porque así se existe
y tu no podías
entonces te contenías
y eso era peor.

Varios entramos en problemas personales,
sicológicos,
porque no somos de acá
pero amamos a alguien
y nuestros hijos nos necesitan
y en eso,
no hay vuelta atrás.

La revolución chilena
desencadenó en una revolucion personal
que hasta ahora y estando tan lejos,
es la única que me da la calma y la sonrisa,
de que todo
más temprano que tarde,
puede estar mucho mejor.

Mi primer paso,
fue mirarme a mi mismo y mi relación con el resto.

Cuídense los que pelean en la calle
que ustedes son una de las partes visibles
del sentir y gracias por eso.

Un abrazo, a cualquier persona que siente una estrecha relación con ese hermoso trozo del planeta, lleno de agua, vida y cultura, en el cual nos tocó nacer y algunos, hace mucho tiempo, le quisieron llamar Chile.

Saludos desde Halle Saale, Alemania.
18.10.2020

Tomy Suil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.