Mi primer Choque Cultural

Corría el año 2016 y me aventuraba a realizar una Working Holiday en Nueva Zelanda, en este artículo les cuento la historia de mi primer Choque Cultural fuera de mi país.

Pero ¿Qué es el choque cultural?

Bueno, primero definir qué entendemos por Choque Cultural, según Wikipedia, esto se puede definir como «una experiencia que una persona puede tener cuando se traslada a un entorno cultural que es diferente del propio, una desorientación personal que una persona puede sentir al experimentar una forma de vida desconocida debido a la inmigración o una visita a un nuevo país«.

El momento del arribo al aeropuerto de Nueva Zelanda

Por el parlante escucho, hemos aterrizado en Auckland, Nueva Zelanda!

Bajé del avión y comencé a caminar por el pasillo con una sensación nueva en mi estómago, veía que todo estaba en un idioma diferente al mío, intentaba ubicar la salida y pensaba en todo el proceso aduanero que venía.

Aquella vez, cuando llegué a Nueva Zelanda en el año 2016, mi inglés era muy básico y era la primera vez que salía de Latino América.

Choque cultural, despedida en el aeropuerto

El vuelo duró unas 12 horas y ya había tenido algunas anécdotas en el vuelo, ya que también era la primera vez que viajaba en avión.

Si bien había recorrido casi toda Sudamérica, siempre lo hice por tierra en plan mochilero.

Ahora me encontraba cara a cara con oficiales de aduana que me hablaban en inglés y yo entendía algunas palabras sueltas que me servían para entender el contexto.

Intentaba estar tranquilo y mostraba todos mis documentos mientras sonreía de pura emoción y nerviosismo, dicen que las sonrisas sinceras te abren muchas puertas y yo esperaba tener todo en orden para que el proceso fuese rápido.

Al pasar los controles de Aduana y una vez que me sellaron el pasaporte (es uno de los sonidos que más disfruta un viajero), me relajé ya que me habían abierto las puertas a un nuevo mundo para mí.

Rápidamente fui en busca de mi amiga Kiwi (Neozelandeses) que me esperaba en su auto.

El idioma, mi primer choque cultural

No veía a Kate desde el año 2012 y por lo que recordaba, nuestra comunicación había sido buena cuando ella estuvo de visita en Latinoamerica, o al menos eso es lo que pensaba.

Esta vez sería distinto, para mi ella estaba hablando en chino y no lograba entender sus preguntas y menos tener una conversación!!.

La limpieza del país fue para mí un choque cultural

Aquí es donde tuve que sacar mi mejor Spanglish y apelar a lo que ella recordaba también de español, más el lenguaje corporal que nunca falla.

Todo eso funcionó al menos para entendernos el primer día. Además de mi problema con el inglés en ese trayecto, tenía una sensación que íbamos a chocar en cualquier momento y estaba intranquilo, claro en Nueva Zelanda conducen en el sentido opuesto a nosotros y era algo que tendría que acostumbrarme si quería conducir allí.

La limpieza en Auckland me impactó positivamente

El otro choque cultural fue la limpieza, nunca había visto una ciudad más limpia que Auckland, era impresionante, todo funcionaba y todo se veía perfectamente bien, los parques, los edificios, sus calles, el puerto, etc.

Esa primera hora entre el aeropuerto y la casa de mi amiga Kate fue mágica, sentía que estaba en otro planeta, en otra forma de vida, para mí fue un choque cultural positivo, debía y quería adaptarme rápido, lo antes posible.

El idioma, otro choque cultural

Para eso tenía que realizar algunas acciones que me ayudasen a cumplir mi objetivo pronto, una de ellas fue la de evitar a los latinos para no hablar español e intentar hacer actividades con los kiwis o maories para practicar inglés, lamentablemente esas pretensiones no se cumplieron al 100%, ya que no pude evitar a los latinos, y terminé conociendo gente maravillosa de muchos países en mi paso por la bella Nueva Zelanda.

Soy Latino y la sangra latina tira y siempre será así!

Andrés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.