Salí de la zona de confort para perseguir mi felicidad

Para contextualizar, soy un viajero que nació el día que por primera vez usó sus breves y preciadas semanas de vacaciones del trabajo, para aventurarse a conocer el mundo, aquella vez fueron solo tres semanas, tal vez menos, 4 años después abandoné mi trabajo y decidí salir de mi zona de confort para vivir una aventura sin ticket de regreso, la Working Holiday Dinamarca fue el punto de partida.

No les miento, un viaje de este tipo no siempre es de felicidad, no es lo mismo que ir de vacaciones a «x» lugar, por un par de días o semanas, teniendo un plan definido, con dinero suficiente y con la seguridad de saber que aquellas vacaciones no afectan en nada tu rutina al regresar.

¿Pero para qué sirve arriesgar tanto cuando nada te asegura el éxito?

El éxito de un viaje de estos, depende de muchos factores, se mide de otra forma, es algo más personal y significativo.

Primero aprendes a conocerte mejor como persona, muchas veces te sorprendes con lo que descubres.

Viajar con amigos lejos de nuestra zona de confort

También sirve para ponerte a prueba en situaciones incómodas, por ejemplo, comunicarte en otro idioma y que tus palabras sean lo que realmente quieres transmitir, aprendes a relacionarte con otra gente, que nació y creció en otra cultura, por lo que debes ser también cuidadoso en como te comunicas.

Pero principalmente. un viaje de estos sirve para escapar de lo impuesto, mirarlo de afuera, con otros ojos y desde otra perspectiva.

A veces me pregunto si lo volvería a hacer, es un cuestionamiento super entendible creo, es en ese momento cuando comparo lo ganado vs lo perdido, si hubiera sabido que salir de mi zona de confort iba a terminar significando tanto para mí, lo hubiera hecho incluso mucho antes.

¿Por qué creen que decidí salir de mi zona de confort si en ella me sentía seguro?

Según mi definición, creo que la zona de confort es ese espacio personal donde te sientes tranquilo y seguro con la vida que llevas, en lo personal, sentí que había llegado a lo más alto de la montaña, donde tus logros personales ni mucho menos los materiales alcanzan siquiera a asomarse, comencé a sentir esa necesidad de obtener algo más valioso para el alma.

libertad post salida de zona de confort

Todos esos logros personales muchas veces fueron condicionados por elementos internos y externos de mi vida personal, la familia, los amigos, la sociedad, el que dirán, o el hacer esto o esto otro para «ser alguien en la vida». 

¿Pero qué conseguí con abandonar mi zona de confort?

Si tuviera que mencionar todo lo que me ha entregado, no terminaría nunca de contar, sin embargo, lo que más agradezco de salir de mi zona de confort fue haber tenido la posibilidad de cruzarme con gente maravillosa a lo largo de la aventura.

Amigos por el mundo

Además de esto, me permitió desarrollarme como persona e intentar ser una mejor versión de mí, priorizando las acciones antes que las palabras, y aunque hasta el día de hoy me equivoco como cualquier mortal, tengo los huevos para asumir cuando la cago, a pedir perdón de corazón, a ser una persona agradecida con los otros y con la vida.

Salir de mi zona de confort me otorgó principalmente la posibilidad de tomar las riendas de mi vida en cuanto a la búsqueda de la felicidad y pucha que he sido feliz!

Conclusiones

Aunque hoy en día ande de viaje, tal vez sin un rumbo definido, puedo decir que tengo la libertad de hacer lo que me da la gana, mientras no dañe a nadie, y si un día me siento feliz por haber alcanzado mis sueños después de tanto luchar, tengo el deber de felicitarme, de reír, gritar y si quiero de mostrarle al mundo mi felicidad ¿Por qué no?.

Extraño a mi familia, a mi gente, a mi viejo en el cielo, pero sé que ellos están conmigo siempre, solo que por otra parte no quiero llegar a un punto que diga extraño eso extraño que me hacía sentir vivo, por eso viajo.

Ps: este artículo lo escribí hace menos de un año, cuando vivía temporalmente en Suecia, al poco tiempo de haber nacido este hermoso proyecto llamado LATINOAVENTURA

Hoy en día estoy en mi país, con mi gente, quiero volver a viajar, pero espero con mesura hasta que las condiciones mejoren, decidí no alterar mucho las palabras, porque en ellas se refleja realmente mi sentir en aquel momento»

Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.